Francisquí, Los Roques.

Después del Gran Roque la isla más visitada es probablemente la de Francisquí. A una corta distancia al este, se llega en solo algunos minutos. Lo que más sorprende en Francisquí es el colorido del agua. Los azules oscuros y profundos alternan con el azul turquesa. La arena, de origen coralino es muy blanca y tiene la particularidad de no calentarse, por muy intenso que esté el sol. En la bahía de Francisquí se ven siempre numerosos yates y veleros, una de las mejores opciones para hospe